Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Presidencia de la República de Colombia
CO Colombia
Skip Navigation LinksPresidencia > Sala de Prensa > 2013 > Febrero > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega de títulos de tierras en San Vicente del Caguán

Sistema Informativo del Gobierno

SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega de títulos de tierras en San Vicente del Caguán

San Vicente del Caguán, Caquetá, 20 feb (SIG). “A todos quiero darles un saludo muy especial, porque hoy es un día muy especial.

Exactamente hace once años, en ese momento acababan de secuestrar, y quiero también saludar al señor senador y a los señores representantes, el senador que hoy nos acompaña, el senador (Jorge Eduardo) Gechem, aquí con nosotros. Lo saludamos a él y a los representantes que nos acompañan el día de hoy.

Decirles que hace once años el secuestro del senador se terminó esa experiencia triste, muy lamentable, que tuvimos aquí en Colombia con todo el proceso, de lo que se llamó el proceso del Caguán. Una experiencia que dejó unos sinsabores.

Pero qué bueno venir once años después, en unas situaciones completamente distintas, en condiciones radicalmente opuestas a las que teníamos hace once años, a un evento como el que hoy estamos presenciando, donde les estamos entregando los títulos de propiedad después de años, décadas, añorando que esos títulos se pudieran entregar a los campesinos de esta zona del país.

También hacer un acto de posesión de una serie de hectáreas despojadas, despojadas en esta ocasión por las Farc.

Son dos eventos diferentes, dos mensajes diferentes, pero que se enmarcan dentro de una política integral en que estamos empeñados y estamos comprometidos en este Gobierno.

La primera es la titulación a los campesinos, darles formalmente un título que los haga poseedores de sus tierras, acreedores.

Y usted no se me vaya, porque le voy a decir una cosa: su movimiento ‘Campesinos sin Tierra’, yo quiero acabar con ese movimiento. Pero no acabarlo a punta de bala o a punta de represión; lo quiero acabar dándoles tierra a los campesinos.

Para que usted pueda hacer lo que acaba de decir que quiere hacer. Exactamente ese es el propósito y por eso usted y yo estamos en la misma barca, remando en la misma dirección.

Yo quiero que usted y todos los campesinos de Colombia tengan sus títulos que hoy les estamos entregando a 342 familias.

432 familias beneficiadas en el Caguán

No son 821, para ser precisos; son 342 familias que les estamos entregando hoy sus títulos para que puedan acudir al banco, para que les den créditos.

Y esos poseedores de esos títulos, además van a tener una serie de beneficios adicionales. Van a tener prioridad, por ejemplo, en la política de vivienda rural gratis que está adelantando el Ministerio de Agricultura a través del Banco Agrario.

Van a tener posibilidad de esos proyectos productivos, crédito especial y asistencia técnica especial, para que puedan lucir de la forma más eficiente y más efectiva posible, todos esos productos que usted me estaba diciendo, para podamos todos ver esos huevos que usted quiere producir, el maíz que usted quiere producir.

Eso es lo que estamos haciendo a lo largo y ancho del país, entregándoles títulos a los campesinos. Y no solamente entregándoles títulos, sino acompañando esa entrega a través del Incoder, a través del Ministerio de Agricultura, con crédito de asistencia técnica, para la vivienda rural, cuando se puede.

Un millón 600 mil hectáreas entregadas

Llevamos en lo que va corrido de este Gobierno 1 millón 600 mil hectáreas. Ya hemos entregado títulos por 1 millón 600 mil hectáreas.

Recuerdo que estábamos el año pasado en una ceremonia en el Vichada cuando llegamos al millón. Y en menos de seis meses ya vamos 1 millón 600.

Y a ese ritmo vamos a continuar o inclusive a un ritmo más rápido, para entregar la mayor cantidad de tierra posible y sean poseedores formales de su tierra.

Eso cambia la vida, los formaliza, los vuelve sujetos de crédito, sus hijos pueden heredar. Eso es parte del proceso en el que estamos nosotros empeñados.

El otro propósito, la otra parte de este evento, tiene que ver con el proceso de la recuperación de las tierras a lo largo y ancho del país, tierras que fueron obtenidas ilegalmente; retornarles a los despojados esas tierras.

Y ahí la ley que se aprobó en el Congreso, la Ley de Víctimas, para reparar las víctimas —y usted es un vocero de las víctimas—, y la Restitución de Tierras. Tiene mucho que ver lo segundo con lo primero, en la medida que a los campesinos que fueron despojados y fueron desplazados a punta de fusil de sus tierras, les devuelvan sus tierras y los formalicen. Es también una forma para reparar a esas víctimas.

Ayer estuve en un evento de una alianza, de diferentes organizaciones de víctimas, de diferentes organizaciones que están en el proceso de reclamar las tierras, que se llama ‘Colombia sin Heridas’. Un evento muy bonito, porque eso es lo que todos queremos, ir reparando esas víctimas, ir cicatrizando esas heridas que hemos abierto durante tanto tiempo por la violencia, por enfrentarnos los unos con los otros, por no estar reconciliados.

Y este evento de hoy, en donde también estamos recuperando 130 mil hectáreas, se está iniciando el proceso, ya las tenemos totalmente identificadas, que eran hectáreas de las Farc, y concretamente, el ‘Mono Jojoy’, había despojado al Estado —porque los baldíos son del Estado—, se había apropiado de esas tierras.

Estado recupera 130 mil hectáreas

¿Cómo llegamos a identificar a esas 130 mil hectáreas? Y vamos para 500 mil.

A través de todo un proceso de inteligencia, un proceso en donde las Fuerzas Militares, a través de su inteligencia, la Policía, el CTI, la Superintendencia de Notariado y Registro, varias entidades, el Incoder, fueron dando información.

Cuando dimos de baja al ‘Mono Jojoy’, le incautamos su computador y ahí apareció, las propiedades que tenía. Y esas las tuvimos verificando con otras informaciones, y nos dimos cuenta que uno de los grande terratenientes de este país, era ‘El Mono Jojoy’.

¿Y a quién había despojado? Al Estado.

Esas 130 mil hectáreas las estamos recuperando para el Estado, para que alimenten un banco de tierras.

Esa es una de las fuentes de alimentación de ese gran banco de tierras, que estamos promoviendo, que estamos creando, para después entregarles a todos los campesinos de este país y podamos decir no hay más movimientos de campesinos sin tierras porque todos los campesinos de Colombia tienen su pedazo de tierra, formalizada y con toda la ayuda del estado para poder producir.

Eso es lo que estamos haciendo.

Y aquí hay una señal también muy clara y contundente. La ley, la ley que en buena hora aprobó el Congreso de la República y que promulgamos con la presencia precisamente, ni más ni menos, que del propio Secretario General de las Naciones Unidas (Ban Ki-moon), ley a través de la cual estamos reparando ya a las víctimas; hemos asignado más de 6 billones de pesos para que en los próximos años podamos seguir reparando victimas al ritmo que las veníamos reparando. El año pasado sobrepasamos la meta en más de un 50 por ciento, 157 mil víctimas reparadas, un número parecido vamos a reparar este año.

Y la restitución de tierras, que ya está marchando a buen ritmo; restitución que ya tiene que pasar por una serie de filtros legales y donde los jueces son los que en última instancia determinan la propiedad de esas tierras.

¿Hoy hay cuántas solicitudes? 32 mil solicitudes que ya se han presentado de reclamantes de tierras por 2 millones 300 mil hectáreas.

Pero ya tenemos el proceso en marcha y los jueces tienen además unos tiempos limitados para poder fallar todas esas reclamaciones.

Y dentro de esas reclamaciones que ya fueron falladas, está por ejemplo, un sitio emblemático en Montería, en Córdoba, una finca que se llama ‘Santa Paula’. Era de los Castaño, paramilitares, que también despojaron en una ocasión a unos campesinos de esas tierras.

Estado llegará hasta el último rincón

Y esa es la señal que yo quiero dar en forma clara y contundente: el Estado ha llegado aquí y llegará a todos los rincones de la Patria a continuar este proceso. Aquí la ley se le aplica a todos: a las Farc, al ‘Mono Jojoy’, a los paramilitares, a los Castaño, a todos los que han despojado a los campesinos de sus tierras.

Y quiero también decir, necesitamos la ayuda de las comunidades cuando de un lado o del otro quieran amenazar a los reclamantes de esas tierras, a los campesinos despojados, a decirles ‘no vaya usted a reclamar esas tierras, porque verá lo que le pasa’.

Nosotros ya tenemos en marcha unos cuerpos especializados con la Fiscalía para judicializar y meter a la cárcel a cualquier persona que esté amenazando a los reclamantes de tierras.

Ya lo hicimos en Montería. Pusimos un cartel de seis individuos que fueron identificados como unas personas que estaban amenazando a los reclamantes. Ofrecimos una recompensa. De esos individuos, cuatro están capturados y en la cárcel.

Y eso vamos a hacer en el Urabá y lo vamos a hacer en todos los sitios donde vamos a ir restituyendo tierras, si es que se presentan esas amenazas, como en efecto se han venido presentando.

Y ahí la Fuerza Pública, la Fiscalía, las autoridades en general, tienen unas instrucciones muy precisas. No vamos a permitir que nadie interrumpa este proceso. Porque este proceso es el que le va a cambiar la faz a este país.

Cuando desaparezcan esas organizaciones, campesinos sin tierras; cuando todos los campesinos tengan su tierra produciendo, este país va a poder decir estamos en paz. Va a poder decir estamos produciendo Prosperidad para Todos, como ha sido la consigna de mi Gobierno.

Vamos avanzando en la dirección correcta. Lo que hemos avanzado hasta ahora, en estos 30, 31 meses de Gobierno, ha sido bien importante.

El marco legal está ya totalmente funcionando, los resultados se están comenzando a ver. En el caso de la reparación de víctimas, el número ha venido creciendo cada vez más; en el caso de la restitución de tierras ya está el proceso en marcha y eso es lo que tenemos todos, todos unidos que defender.

Porque es en torno a esos objetivos como nos vamos todos a reconciliar. Es en torno a los objetivos que todos estamos persiguiendo como todos vamos a trabajar juntos. Porque si trabajamos juntos vamos a lograr esos objetivos.

Despensa alimentaria

El mundo entero está vigilante, hablábamos con Bruno Moro hoy (Representante de la Organización de las Naciones Unidas), del interés tan impresionante que ha generado todo este proceso en el mundo y el respaldo que ha generado todo este proceso en el mundo.

La FAO lo está viendo con unos ojos de gran expectativa e interés, porque la FAO sabe perfectamente que el mundo está entrando en una crisis de alimentos. Que entre más gente en la China, en la India, en Indonesia aumenten su consumo de alimentos más dificultades va a tener el mundo entero para alimentarse..

Y por eso están viendo qué países pueden tener un potencial importante para aumentar su producción de alimentos.

Y la FAO ha dicho uno de esos ocho países donde hay un gran potencial para aumentar la producción de alimentos, es Colombia.

Y dentro de Colombia, uno de los departamentos donde se puede señalar como un departamento con un gran potencial para hacer lo que usted diciendo es el Caquetá.

Por eso, ahí hay una gran oportunidad.

Pero eso lo vamos a lograr, pero tenemos, para lograrlo más rápido, que trabajar juntos; que dejar atrás la diferencias, y de la mano, ir logrando esos objetivos.

¿Que el Incoder hay que fortalecerlo? Sí. Y lo estamos fortaleciendo.

¿Qué los instrumentos de todo el Estado hay que fortalecerlos? Sí. Y los estamos fortaleciendo.

¿Que necesitamos de pronto más leyes y más reformas? Pues ahí está el Congreso, que ha dado una respuesta clara y contundente a las peticiones del Gobierno en reformas como esta Ley, y otras, muchas que se han aprobado en estos últimos dos años, que realmente le están cambiando la faz a este país.

Inversiones en vías del Caquetá

Y que aparte de eso estamos haciendo unas inversiones que aquí en el departamento del Caquetá y aquí en san Vicente del Caguán, van a tener una gran repercusión.

Me pedían, los que estaban cantando, más inversión. Aquí estamos trayendo una serie de inversiones bien importantes.

Por ejemplo, solamente en infraestructura, para que los campesinos tengan la posibilidad de vender sus excedentes de su producción en los mercados a buen precio, estamos invirtiendo 468 mil millones de pesos en los siguientes corredores:

En el Marginal de la Selva, San José de Fragua-Florencia-San Vicente del Caguán, 147 mil millones. Ya el avance de esa obra va en el 64 por ciento.

En el proyecto Marginal de la Selva fase 2, se encuentra en reestructuración San Vicente del Caguán-La Macarena-San José del Guaviare, que unirá al sur de Colombia con el Llano y será una alternativa de conexión entre Caracas y Quito, porque estamos pensando en grande. La inversión va a ser de 197 mil millones de pesos.

Estamos en la construcción e interventoría del proyecto Villagarzón-San José de Fragua fase 2, se está estructurando; va a costar 124 mil millones.

Durante las vigencias de este año y el año entrante se van a invertir más de 86 mil millones en mantenimiento de las vías Altamira-La Depresión-El Vergel-Florencia y Villagarzón. Estamos invirtiendo en general más de 920 mil millones de pesos.

Eso solamente en vías; en vías en vías que van a mejorar sustancialmente para poder satisfacer eso que la FAO dice. Que Colombia se puede convertir en una de las pocas despensas del mundo hacia el futuro en producción de alimentos, en un mundo que cada día necesita más alimentos.

Banco de tierras

O sea, que este acto del día de hoy, en donde por un lado les estamos entregando títulos a los campesinos, por el otro estamos haciendo una demostración de transparencia de Estado, recuperando una tierra que había sido usurpada ilegalmente por el ‘Mono Jojoy’, del propio Estado —porque vuelvo y repito, los baldíos son del Estado—; tierra que —también repito— va a ir a un banco de tierras que se va a repartir para que todos los campesinos tengan la posibilidad de tener su tierra.

Ese banco se va a ir alimentando no solamente de esos bandidos, de muchas otras fuentes, de todos los terrenos que han sido incautados por el narcotráfico.

Todo eso va a ir a un banco de tierras que eventualmente se van a convertir en esos terrenos productivos que generen la prosperidad y el empleo que el campo colombiano necesita.

De manera que esta señal es bien clara. Hoy, once años después, en lugar de estar siendo despojados por la Farc, estamos despojando a las Farc de su terreno mal habido y les estamos estregando a los campesinos la tierra que les corresponde y que les pertenece.

Ese es el simbolismo de este acto. Y así vamos a continuar a lo largo y ancho del territorio. No importa quién. Vamos a ir muy pronto a esa finca ‘Santa Paula’, Ministro. Y vamos a entregarles a los campesinos que están reclamando eso, porque ya el fallo está listo y les vamos a entregar sus títulos, para que comiencen a producir allá también.

Y así vamos a ir recuperando todo la tierra que ha sido mal habida para que los campesinos la puedan tener y puedan producir. Y ahí será el momento en donde podamos decir que Colombia realmente cambió.

Porque como decía el Alcalde, la tierra ha sido infortunadamente el origen de buena parte de nuestro conflicto. Y en la medida que podamos corregir esas injusticias y esas situaciones, y podamos ir reparando a las víctimas y devolviéndole al campesino sus tierras, ahí Colombia podrá mirar su futuro con mucha más esperanza, con mucho más optimismo.

Tengan la seguridad que no nos va a temblar la mano en ningún momento para continuar por ese camino, porque estamos convencidos de que es el camino correcto.

Si volvemos el Caquetá un departamento de campesinos propietarios, productores y no solamente el Caquetá, el Meta, todos los departamentos que tienen semejante potencial para aumentar su producción y generar prosperidad y generar empleo, ese es el camino correcto.

Colombia unida

Y también reconciliando a los colombianos, uniendo a los colombianos.

Unidos vamos a lograr muchísimo; divididos nos polarizamos y nos estancamos. Por eso ustedes siempre me han oído hablar de la unión.

Colombia unida, jamás será vencida. Colombia unida seguirá para adelante.

Quiero agradecerles a todos su acogida. Los ganaderos, nosotros vamos a tener una reunión, un Consejo de Seguridad para evaluar la seguridad.

Víctima inocente en el Caquetá

Las FARC no quería que yo viniera. Ayer inclusive lanzaron una granada aquí en San Vicente y como suele suceder, el muerto fue un civil inocente. Mario Restrepo. Además de mi edad, 61 años.

Mis condolencias a su familia. Una muerte absurda.

¿Para qué las FARC continúan haciendo ese tipo de terrorismo cobarde? Porque es que mandar una granada a un civil y hiere a otros civiles, eso no tiene ningún sentido. No sabemos por qué se comportan así.

Pero, nuevamente, aquí no nos va a detener nadie; todo lo contrario. Aquí la correlación de fuerzas —por eso decía que la situación hoy es bien diferente a la que teníamos hace once años—, hoy tenemos a unas Fuerzas Armadas, a una Policía a la ofensiva, cada vez más fuertes.

Entrega de ‘Caracho’ de las FARC

Hace dos días, ayer, se entregó un alias ‘Caracho’. Estábamos detrás de él hace mucho tiempo. 22 años en las FARC y se desmovilizo, dijo ‘ya me cansé’.

Algunos de ustedes lo vieron por televisión. ¿Qué dijo él? Ya perdió toda mística, perdió la esperanza, que ya las FARC no le significan absolutamente nada, está desmoralizado. Y se entregó.

Duró cuatro años con el ‘Mono Jojoy’. Y decía: al ‘Mono Jojoy’ usted lo dio de baja. Decía, el Presidente lo dio de baja. Y desde entonces aquí es la desbandada.

Y efectivamente, ahí vamos a continuar perseverando.

De manera que aquí no nos vamos a dejar despojar de nadie; estamos es despojando a quienes se hicieron a las tierras en forma mal habida; sea paramilitar, sea FARC, sea Bacrim, sea lo que sea.

Vamos a seguir está política hasta la última hectárea recuperada y entregada a los campesinos, que es a quienes pertenece.

Muchas gracias”.

 
Bookmark and Share