Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de la Presidencia 2010 - 2014 - última actualización 7 de agosto de 2014
Presidencia de la República de Colombia
CO Colombia
Skip Navigation LinksPresidencia > Sala de Prensa > 2013 > Enero > Declaración del Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional para los Diálogos de Paz, Humberto de la Calle Lombana

Sistema Informativo del Gobierno

SIG

Declaración del Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional para los Diálogos de Paz, Humberto de la Calle Lombana

Bogotá, 13 ene (SIG). “Iniciamos un nuevo ciclo de conversaciones con las Farc en La Habana, con la misma responsabilidad y compromiso con la que este equipo gubernamental ha venido trabajando desde el primer día de la segunda fase del proceso de paz.

Desde mañana 14 de enero, continuaremos los diálogos alrededor del primer punto de la Agenda, conocido como política de desarrollo agrario integral, para avanzar en la construcción de un Acuerdo que nos lleve al fin del conflicto y a la construcción de la paz.

En este momento, ya estamos en discusiones de fondo, concretas, sobre cada uno de los temas específicos incluidos en este punto.

El Gobierno mantiene firme su posición de avanzar en las conversaciones sin desviarse de los puntos acordados en la primera fase de los diálogos, y que están definidos en el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una paz estable y duradera.

O sea, nuestra hoja de ruta ha sido y seguirá siendo la agenda ya pactada.

Los colombianos pueden tener la certeza de que el equipo gubernamental es consciente del anhelo de paz que se ha abierto en el país y por ello adelantamos estas conversaciones con realismo, con seriedad, con dignidad, sin crear falsas expectativas sobre sus resultados.

El camino que tenemos adelante es largo y, ciertamente, como lo ha dicho el Presidente Juan Manuel Santos, hay una oportunidad para que esa esperanza de paz se concrete en acuerdos que permitan ponerle fin al conflicto y avanzar hacia una paz estable. Es lo que esperamos construir en los diálogos de La Habana, confiando obviamente en que las Farc mantengan esa misma actitud, y este es un elemento esencial.

Quiero poner de presente, como ya lo hice a principios de esta semana, la importancia que tiene para el proceso de conversaciones la participación ciudadana en forma de propuestas concretas para la Mesa. Reitero nuestro agradecimiento a la Oficina de Naciones Unidas en Colombia y a la Universidad Nacional por su valioso aporte a la Mesa de Conversaciones con la entrega de los resultados del Foro sobre Política de Desarrollo Agrario Integral con enfoque territorial, que el equipo de Gobierno recibió el pasado miércoles 9 de enero.

Las propuestas de este foro agrario hablan de un compromiso de la sociedad con el diálogo democrático y serán valoradas y estudiadas como un aporte importante dentro de estas conversaciones. Fueron más de 1.000 ciudadanos los que participaron en este evento, pertenecientes a más de 500 organizaciones que representan gremios, empresarios, campesinos, indígenas, afrodescendientes, mujeres y víctimas. Una reunión casi sin precedentes en la historia reciente de Colombia.

Celebro que en el marco del Foro, se hayan presentado argumentos provenientes de distintas variantes ideológicas frente al tema del desarrollo agrario, en un escenario de tolerancia, de respeto por las ideas ajenas.

Ni la guerrilla ni el Gobierno participaron en el evento y hay una razón para ello que quiero recordar ahora. En esta fase de las conversaciones, y tal como está acordado, la participación se concibe para que los ciudadanos hagan propuestas respecto de la Agenda en discusión. No es una participación en la que las Farc hacen interlocución con los distintos sectores sociales, la cual solo será posible cuando hayan hecho dejación de sus armas, se hayan desmovilizado con las respectivas garantías del Estado y estén dentro del ámbito legal.

Las Farc pueden participar, y los invitamos a participar, en la solución de los grandes problemas nacionales, pero sin armas, desde la democracia, y es allá donde queremos llegar. No habrá política con armas en Colombia.

Si bien los diálogos entre el Gobierno y Farc son reservados, todo el país conoce los seis puntos de la Agenda que están contenidos en el Acuerdo General, el cual está publicado en la Página Web de la Mesa de Conversaciones. Cualquier colombiano u organización, puede hacer propuestas o dar sus opiniones en la seguridad de que las recibiremos, las evaluaremos, las estudiaremos, las sistematizaremos. De igual modo, hemos venido informando sobre los puntos relevantes del proceso cuando sea oportuno, y lo continuaremos haciendo.

Así pues, tenemos toda la voluntad para avanzar. Mantenemos la premisa, como fue la instrucción del Presidente Santos, que este es un proceso que no se puede prolongar indefinidamente en el tiempo.

Sin tener plazos para cada uno de los temas de la agenda, no tenemos plazos para cada punto, somos en cambio conscientes de que es necesario avanzar sin pausa y los colombianos pueden tener la certeza de que así lo haremos a partir de mañana.

El Presidente Santos espera que pongamos en estas conversaciones, ahora que estamos inaugurando las conversaciones de este nuevo año, bajo la idea de un nuevo ritmo. Necesitamos más ritmo. Y yo quiero que eso le llegue a la opinión pública y también a las Farc. El Gobierno espera resultados. Es un Gobierno de resultados. Queremos movernos con toda responsabilidad, pero a la velocidad que el país espera para alcanzar esos resultados en beneficio de toda Colombia”.

 
Bookmark and Share