Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Presidencia de la República de Colombia
CO Colombia
​Sistema Informativo del Gobierno
SIG
Palabras del Presidente Santos en el Acuerdo para la Prosperidad número 66

Pitalito, Huila, 17 mar (SIG). “Muy contento de estar aquí en el Huila, en Pitalito, en este Acuerdo para la Prosperidad sobre un tema que ustedes todos saben que tengo muy incrustado en mi corazón, el tema del café, y sobre todo ahora que el Huila está pasando a ser el primer productor de café.

Quién se iba a imaginar hace unos años cuando yo ingresé a la Federación de Cafeteros, en 1972, quién se iba a imaginar que yo iba a estar aquí en el primer productor de café. Ahí se está disputando, Antioquia todavía no ha cedido el puesto, están empujando. Pero bueno, está buena la competencia.

De todas formas estoy muy complacido de estar aquí en Pitalito, y además inaugurando una trilladora como la que acabamos de inaugurar con el doctor Luis Genaro (Muñoz, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros) y los directivos de la Federación.

Y también veíamos cómo ha avanzado la tecnología de las trilladoras en estos últimos tiempos. Lo que acabamos de inaugurar es, como dicen popularmente, lo último en guarachas, cada grano de café lo va escogiendo y los granos que no están bien los va haciendo a un lado. Eso no hace mucho tiempo se hacía a mano.

Lo único malo de esto que estas máquinas remplazan mano de obra y empleo pero al mismo tiempo también generan empleo, esta planta va a generar 200 empleos indirectos y una inversión de más de 7 mil 500 millones de pesos. Sobre todo que va a tener capacidad para trillar cerca de 500 mil sacos, que es más o menos una tercera parte de lo que ya está produciendo el departamento.

Ahora volvemos al tema del café.

Como ha sido costumbre, voy a referirme a los acontecimientos de la semana.

Esta semana comenzó con un Consejo de Ministros, la reunión del gabinete en Quibdó (Chocó), la primera vez en la historia que se hace una reunión del Gobierno, del gabinete, en Quibdó.

Allá fuimos, sesionamos normalmente, evacuamos los temas del Consejo de Ministros y luego nos sentamos con el Gobernador (del Chocó, Luis Gilberto Murillo), con la Alcaldesa de Quibdó (Zulia María Mena) a ver cómo podíamos coordinar trabajos y acciones para ayudar a ese departamento que ha sido tan golpeado y que necesita tanta ayuda pero que tiene tanto potencial.

El martes presentamos la terna, después de recibir el concepto del Consejo de Estado diciendo que el periodo para el nuevo Fiscal sería un periodo institucional, es decir que va hasta el 31 de julio del año entrante, y después de ese concepto presentamos la terna, que esperamos que la honorable Corte Suprema de Justicia pues elija rápidamente un nuevo fiscal para evitar esa transición, esa interinidad que siempre le hace daño a las instituciones y en este caso a una labor tan importante como es la labor que hace la Fiscalía.

Asistimos también a despedir a un gran colombiano que falleció esta semana: Fernando Hinestrosa, exministro de Educación, ex ministro de Justicia, tuvo todos los honores y bien merecidos, bien merecidos porque fue tal vez uno de los juristas más importantes que tuvo el país en el siglo pasado, un liberal –en el sentido literal de la palabra- a carta cabal y fuimos a rendirle homenaje porque se lo merece, a nombre personal y también del Gobierno y de todos los colombianos.

Fuimos también al municipio de San Carlos, en Antioquia, a un evento al que le dimos la mayor importancia por el simbolismo que eso representa.

El municipio de San Carlos, en Antioquia, fue declarado el primer municipio libre de sospecha de cualquier presencia de mina antipersona.

Todos ustedes saben –aquí en el Huila han vivido y han sufrido la violencia como pocos departamentos- lo que significan esas minas antipersona, el daño que han causado a la población civil, a los niños, y por eso ese esfuerzo que se hizo en el municipio de San Carlos para liberarlo totalmente.

Ya está regresando la gente, ya la gente está es preocupada no de pisar una mina sino que le den un crédito más barato, que le den asistencia técnica para recuperar; ese es otro municipio cafetero de Antioquia que se había prácticamente desaparecido, quieren volver a ser cafeteros, no solamente cafeteros, quieren crear otras industrias.

Ver lo que era ese municipio hace unos años y lo que es hoy, y ver cómo están retornando las familias que estaban hacinadas, desplazadas en los tugurios de las ciudades.

Eso es lo queremos hacer por todo el país: ir liberando municipios de minas, dando las condiciones para que la gente retorne y dándole toda la asistencia, toda la ayuda para que los millones de colombianos que fueron víctimas de esa violencia puedan ir poco a poco recuperando su vida y su futuro.

Por eso digo que fue un evento muy simbólico y con gran significado de lo que queremos hacia el futuro.

Vino a Colombia el Presidente (de Bolivia) Evo Morales, su primera visita a este país, lo recibimos como amigo. Con el Presidente Morales tenemos una afinidad en muchos frentes, diferencias en otros, pero así como lo hemos dicho con el Presidente Chávez, las diferencias las hacemos a un lado y más bien trabajemos en lo que nos puede unir, y respetémonos esas diferencias.

Y con esa actitud de parte y parte vino el Presidente Evo Morales y descubrimos que hay una cantidad de proyectos que podemos hacer juntos para beneficio del pueblo boliviano y del pueblo colombiano, sobre todo en el aspecto de la minería, en el aspecto de los hidrocarburos, en el frente ambiental.

Y nos pusimos a identificar esos proyectos que podemos ir adelantando. Les vamos a ayudar en materia de seguridad; ellos están teniendo un problema serio en materia de seguridad, en materia de lucha contra el narcotráfico también ahí vamos a colaborar.

Y Bolivia al fin y al cabo es un país importantísimo de la región y por eso nos dio mucho gusto recibir el Presidente Evo Morales aquí en nuestro país, quien además va a ir a la Cumbre (de las Américas) el próximo mes a Cartagena. Y no solamente va a ir sino va a clausurar el Foro Social de la Cumbre, que se va a realizar en forma simultánea.

También vino el Canciller de los Emiratos Árabes –tiene un nombre bastante largo- Sheikh Abdullah Bin Zayed Al Nahyan. Vino porque nos dijo que Colombia tiene todo lo que Emiratos Árabes necesita, y ellos lo que tienen es dinero pero necesitan de todo: necesitan agua, necesitan alimentos, necesitan de todo. Ese es un complemento perfecto.

Me decía por ejemplo que la cantidad de energía que ellos le dedican a desalinizar el mar para poder tener agua, lo que les acaba costando esa agua es un costo astronómico, y que estaba realmente asombrado, sobrevolando Colombia, la cantidad de agua que tiene Colombia.

Eso es cierto, nosotros tenemos muchísima agua, somos el tercer país per cápita del mundo en materia de agua.

Por eso es que tenemos que protegerla tanto, por eso es que los esfuerzos de reforestación –doctor Juan Camilo (Restrepo, Ministro de Agricultura), doctor Luis Genaro (Muñoz, Gerente de la Federación de Cafeteros)- son tan importantes.

Por eso, cuidar nuestro medio ambiente es tan importante, porque ese es un recurso que nosotros lo damos como por hecho y natural, y resulta que todos los que estudian el futuro del mundo dicen que las grandes guerras se van a librar en torno a los alimentos pero sobre todo en torno al agua. Eso nos debe enviar una señal de la importancia de mantener nuestras cuencas, mantener nuestros ríos.

También vino el Ministro de Estado de Relaciones Exteriores de la Gran Bretaña (Jeremy Browne) estuvo en Bogotá, estuvo en Medellín y se fue y escribió una frase que me impresionó y me hizo sentir muy orgulloso como colombiano.

Dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de la Gran Bretaña: ‘Colombia es nuestro mejor aliado en América Latina y uno de nuestros mejores aliados del mundo’.

Con Inglaterra también tenemos una cantidad de proyectos en materia de educación, de transferencia de tecnología, en muchos frentes donde estamos trabajando juntos, y esa parte de la ayuda internacional para nosotros es muy importante.

Tuvimos una reunión de la mesa de la Unidad. Ahí hablamos y decidimos sobre el tema del fuero militar.

La comisión que se creó hizo una exposición clarísima, impecable sobre el por qué la propuesta que habían puesto sobre la mesa. Es una propuesta que además conjuga los intereses muy importantes y los puntos de vista de las Fuerzas Armadas, y también la opinión y los intereses de quienes quieren y queremos que las Fuerzas Armadas y el país avance cada vez más en el respeto por los derechos humanos.

Para nada son incompatibles, para nada porque nuestras Fuerzas Militares, nuestras Fuerzas Armadas saben perfectamente que su legitimidad depende, entre otras cosas, de ese respeto que hoy demuestran todos los días por los derechos humanos de sus compatriotas. Aparte de defenderlos, aparte de darnos tranquilidad están es garantizando que los derechos humanos en el país, porque nuestra Constitución así lo dice, se respeten. Y ellos son los primeros conscientes

Por eso es tan importante que ese fuero quede claro y quede fuerte y quede contundente, y eso es lo que la Comisión produjo.

Por eso, el día de ayer por la mañana el Ministro de Defensa (Juan Carlos Pinzón) fue al Congreso y presentó un proyecto de acto legislativo con el respaldo de todos los partidos de la Unidad Nacional.

El resultado de la Comisión tiene el respaldo del Partido de la U, el Partido Conservador, el Partido Liberal, el Partido Cambio Radical y el Partido Verde. Los cinco apoyan ese proyecto de acto legislativo que va a solucionar un problema que hemos querido solucionar hace 25, 30 años, el tema del fuero militar.

Queda por definir en el artículo que está en la Reforma a la Justicia si hay posibilidades de mantener en parte lo que está en el proyecto de acto legislativo o no. Eso a la larga va a ser redundante y va a terminar ese artículo quedándose por fuera de la reforma pero incluido, la reforma integral, en el proyecto de acto legislativo que tiene un respaldo contundente del Congreso.

También en esta semana tuvimos la posesión de Fernando Carrillo, el Director de la Agencia para la Defensa Jurídica de la Nación. Es una posición importantísima.

¿Cuánta plata pierde el Estado en las demandas por ser mal atendidas?

Hay mafias incrustadas en el Estado y alrededor del Estado, dedicadas única y exclusivamente a demandar al Estado y a ganarle demandas, a sacarle plata a todos los colombianos, porque la plata del Estado es la plata de todos los colombianos.

Estábamos en mora, el país, de crear una agencia de este tipo. Gracias a las facultades que el Congreso de la República nos concedió, una de las reformas que hicimos fue la creación de esta agencia. Y tal vez no hemos podido encontrar una persona más idónea para cumplir con esta misión que el doctor Fernando Carrillo, ex ministro de Justicia y exconstituyente, entre otras cosas.

También estuvimos en algo muy importante: en la creación del Primer Centro de Innovación Social que tenemos en el país.

Es el primer centro en América Latina creado por un gobierno, el sexto en el mundo. Allá estaban muchos de los expertos a nivel mundial sobre el tema de la lucha contra la pobreza, del avance social.

En este Centro de Innovación Social lo que queremos es aplicarle el concepto de innovación a todo lo que tenga que ver con la política social del Gobierno, y aplicarle el concepto de la alianza público-privada al campo social. Cómo las empresas que hacen inversiones sociales, que tienen su sentido de responsabilidad social pueden apalancarse con lo que hace el Gobierno y entre todos podemos producir unos efectos mucho mayores, mucho más contundentes en aspectos como la lucha contra la pobreza extrema y en objetivos sociales focalizados.

Me satisfizo mucho oír a estos expertos que estaban analizando lo que hemos venido haciendo: como hemos venido –por ejemplo- mejorando toda la política de la Red Unidos; cómo hemos venido mejorando la medición de la pobreza; cómo es el programa de ir graduando a los pobres extremos de esa situación, es decir, sacándolos de la pobre extrema.

Y nos dijeron: ‘Mire, esto es de lo más avanzado del mundo. Se ve que Colombia ha hecho un gran esfuerzo y esto va ser ejemplo para el resto del mundo porque realmente lo que ustedes están haciendo es el camino correcto, y porque además están innovando –ahí viene la palabra innovación- permanentemente’.

En ese proceso, como en muchos procesos de la vida, las circunstancias van cambiando y hay que ir innovando. Y eso es parte del propósito de este Centro de Innovación que comienza con un capital de 3 mil 500 millones de pesos, pero es una semilla donde ya hay muchísimas empresas privadas que están listas a aportar dineros importantes, y el Gobierno también.

Para darles un ejemplo: muchas empresas tienen sus inversiones sociales, sus proyectos, pequeños, aquí y allá, se van para un barrio, se van para un municipio, contribuyen a una causa, contribuyen a otra, cuando uno suma ese dinero es un dinero muy importante, muy importante, pero el efecto es limitado.

Por eso, si encontramos formas de canalizar esos recursos para que tengan un mayor retorno social todos vamos a ganar. Y de eso se trata, de eso se trata esta política y de eso se trata este Centro de Innovación.

Allá en la inauguración, o en la creación de este centro, dije que uno de los propósitos fundamentales del Gobierno y de nuestra política se centra en reducir las desigualdades y en reducir la pobreza; que Colombia es el séptimo país más desigual del mundo, y después de Haití el país más desigual de América Latina. Siendo un país tan rico eso es una situación totalmente inaceptable.

Y por eso nuestro énfasis en el Plan de Desarrollo, que tiene tres componentes: más seguridad, más empleo y menos pobreza, es ese último, ver cómo mejoramos las condiciones de los más pobres.

Las políticas públicas contra la pobreza en los últimos años, décadas, se han centrado en los más ricos de los pobres, pero nunca le llegan a los más pobres de los pobres y por eso las desigualdades continúan o se acentúan.

Y aparte de eso tenemos un régimen tributario que perpetúa la desigualdad, y les voy a explicar muy sencillamente por qué: Inglaterra –hablando de Inglaterra y Colombia- en materia de ingresos tienen más o menos el mismo grado de desigualdad. Allá los muy poderosos, los muy ricos reciben mucho frente a lo que reciben los más pobres. Entonces en términos de desigualdad Colombia e Inglaterra están más o menos igual en ingresos.

Después de que se pagan los impuestos el grado de desigualdad que tiene una medición en Inglaterra baja sustancialmente, digamos que de 0 a 5. Somos 4 y medio los dos, en Inglaterra baja de 4 y medio a 2 después de que la gente paga impuestos. En Colombia no solamente se mantiene en 4 y medio sino que sube a 4,6 y 4,7 después de pagar impuestos.

Por eso dije que la Reforma Tributaria que vamos a presentar ante el honorable Congreso no va ser para conseguir más recursos. Afortunadamente, gracias los esfuerzos que se han hecho, gracias al crecimiento económico, no necesitamos más recursos.

Esta Reforma Tributaria, por primera vez yo diría en la historia reciente del Congreso, no es para conseguir más recursos, es para simplificar el sistema tributario y para convertirlo en un sistema mucho más equitativo.

Y por eso decía: aquí los ricos pagan menos en términos proporcionales que los pobres, y eso es lo que perpetúa la desigualdad.

Les voy a dar un ejemplo. Hay 3 millones y medio de contribuyentes –apreciados senadores y representantes- hay 3 millones y medio de contribuyentes que reciben pagos por menos de 10 millones de pesos. O sea, gente que en el año recibe menos de 10 millones, o sea, menos de 2 salarios mínimos. Y esa gente, por vía de la retención, acaba pagando un seis por ciento de sus ingresos.

En cambio hay 84 mil contribuyentes que ganan más de 400 millones, y esos 84 mil pagan el 2 por ciento.

Ese es uno de los muchísimos ejemplos: 3 millones y medio que ganan menos de 10 millones pagan 6 por ciento, y 84 mil que ganan más de 400 millones pagan el 2 por ciento.

Uno de muchos ejemplos que podemos dar. Eso es lo que queremos corregir.

Algunos me decían ‘¡Uy!’, cuando dije ayer ‘es que los ricos van a pagar’.

No, lo que pasa es que hay mucho rico que no paga. Los ricos que pagan sus impuestos no tienen por qué preocuparse. Es más, les vamos a bajar las tarifas.

Lo que pasa es que hay mucho rico que no paga impuestos. A esos sí los vamos a poner a pagar –los que no pagan los impuestos- y vamos corregir ese tipo de desigualdades en la Reforma Tributaria, para que nuestros queridos senadores y representantes nos ayuden.

¿Y cuál es nuestro sueño? Que con los recursos que estamos recaudando –que el año pasado fueron 86.6 billones de pesos- focalicemos esos recursos en forma más eficiente a través de los programas de Red Unidos, de la innovación social.

Porque hay dos formas de mejorar la distribución y la equidad de un país: por la vía del gasto y por la vía de los impuestos.

Si les trabajamos a los dos: mejoramos la focalización y la eficiencia del gasto en los más pobres y mejoramos la estructura tributaria, nosotros en lugar de estar ahí cerca a Haití vamos a estar es más cerca a Costa Rica y podemos dar un salto en muy poco tiempo, en 2 a 3 años, un salto realmente importante en materia de igualdad en este país, que tanto lo necesitamos.

Por eso decía que era importante ese Centro de Innovación.

Finalmente anoche, ayer por la tarde estuvimos con la Gobernadora (del Huila) y todos los gobernadores del país en la Cumbre de Gobernadores en Pereira, discutiendo la forma como vamos a trabajar juntos, cómo podemos crear sinergias gobiernos departamentales-Gobierno Nacional, cómo es de importante tener objetivos comunes.

Por eso les he dicho que en sus planes de desarrollo –a los gobernadores y a los alcaldes- pues podamos tener unos planes de desarrollo que sean complementarios, que busquen los mismos objetivos porque así vamos a ser mucho más efectivos a nivel municipal, a nivel de departamentos y a nivel nacional.

Eso fue una reunión muy productiva y una reunión muy importante porque sentamos la base para la colaboración con los alcaldes durante todo su cuatrienio.

Quiero, además, dar varias felicitaciones y agradecimientos.

La primera es una compatriota cordobesa, Enis Pacheco, que se coronó anoche como Campeona Mundial de Boxeo. Esa es una buena noticia. Y desde aquí, con todos nuestros amigos huilenses le mandamos una muy, muy, sincera felicitación.

Lo segundo es un golpe a la criminalidad que se dio ayer.

Uno de los hermanos ‘Combas’. Los hermanos ‘Combas’ son esos hermanos que han generado tanta violencia, uno de ellos –había dos famosos- hay un tercero que también tiene orden de captura, que también pertenece a esa organización, estábamos detrás de él y gracias a la colaboración de las autoridades ecuatorianas con nuestra Policía, ayer pudimos capturar ayer a este individuo: Juan Carlos Calle Serna.

Y esto se suma, a una semana donde tuvimos resultados importantes en materia de Fuerza Pública: 33 desmovilizados, capturados 30 terroristas, abatidos 12, y personas rescatadas por la Fuerza Pública tres.

Y esta semana en todos los indicadores mejoramos frente a la misma semana del año pasado.

¿Y cómo vamos en materia de indicadores en el año? Todos son positivos menos el de los llamados ataques terroristas.

En homicidios llevamos 298 homicidios menos, 10 por ciento menos; en lesiones comunes 11 por ciento; en secuestros 39 por ciento menos; en los demás indicadores, en todos 19, 15, 39.

En el único que hemos subido son los ataques terroristas ¿Cómo se definen esos ataques terroristas? Cualquier granada, cualquier explosión, cualquier acción que en cierta forma pueda producir terror se califica como un acto terrorista. Esos se han venido incrementando en este año, lo hemos visto por los medios de comunicación.

Pero eso a la guerrilla no le produce ninguna ventaja militar de ninguna naturaleza, todo lo contrario, lo que hace es alejarlos cada vez más de la población, estigmatizarlos más. Eso es producto del desespero. Ahí estamos también actuando, ustedes vieron lo que hemos incautado.

Si uno hiciera las cuentas de lo que nuestros héroes de la Patria, los señores generales, los soldados de tierra, mar y aire, los policías, hacen todos los días para evitar actos terroristas o para evitar incidentes, el agradecimiento que hoy les tenemos se multiplica en forma exponencial.

Solamente esta semana allá en el Cauca descubrimos como una especie de misiles que estaban listos para atacar a quién, a la población civil. Porque generalmente quienes son afectados por esos actos es la población civil.

De todas formas vamos, vamos en términos generales en la dirección correcta, vamos disminuyendo los indicadores fundamentales.

Tenemos ahí también no solamente que tener innovación social sino –y ustedes lo saben, generales, lo hemos discutido muchísimas veces- la innovación en la parte de seguridad, tanto en seguridad frente a los grupos terroristas como en seguridad ciudadana. Y ahí estamos también trabajando en ese frente.

Ahora a lo que vinimos: el café, la situación cafetera, lo que se nos viene hacia adelante, cómo estamos.

Ahora el señor Ministro de Agricultura y el Gerente de la Federación (de Cafeteros) van hacer un análisis más pormenorizado.

Yo lo que diría en términos generales es lo siguiente: sigo pensando, como ha sido costumbre mía desde que comencé en el año 72 a trabajar con la Federación de Cafeteros, que lo que es bueno para el café es bueno para Colombia.

Por eso, sin haber sembrado personalmente nunca una sola mata de café, sí toda mi vida desde que me gradué de la Universidad se la he dedicado a defender a los cafeteros porque es un gremio que representa el corazón de la producción agropecuaria, porque genera mucho empleo, porque representa a más de un millón de cafeteros que están trabajando todos los días, porque es un producto que irriga en la economía inmediatamente –cuando sube el precio del café la economía se estimula-, porque es un gremio organizado, un gremio con gran sentido de responsabilidad social.

Y a mí me producía mucho orgullo, cuando trabajaba en la Federación, que de todas partes del mundo venían a preguntarnos cómo era nuestra organización cafetera, por qué los colombianos tenían tan bien organizado su café.

Y eso tenemos que mantenerlo a toda costa, eso es un gran activo.

Que el petróleo se haya vuelto más importante, que otros productos sean ahora más generadores de divisas, eso está bien, eso no importa, pero el café sigue siendo el primer empleador en el campo, sigue siendo un producto muy importante, un producto insignia; nuestro Juan Valdez es el mejor embajador que tenemos en el país.

Cada vez que vienen delegaciones y les presentamos a Juan Valdez eso hacen al Presidente a un lado, hacen a los ministros a un lado y dicen ‘no yo quiero es tomarme una foto con Juan Valdez’.

Y por eso desde el principio, el primer Acuerdo (para la Prosperidad) que yo hice como Presidente de la República, después de posesionarme el 7 de agosto del año 2010, fue el Acuerdo que hicimos para la Prosperidad Cafetera, así lo bautizamos.

Nos pusimos unas metas ambiciosas –como deben ser todas las metas- y se han venido cumpliendo, se han venido cumpliendo.

En materia de producción hemos tenido dificultades por el invierno, por la roya –que además se alimenta del invierno, acentúa los efectos de la roya- y por eso nos propusimos un programa muy agresivo y muy ambicioso de renovación.

Este departamento sí que necesita esa renovación porque el Huila sembró ‘caturra’ y variedades que no son resistentes a las plagas, a la roya, por eso sí que hay que hacer un esfuerzo aquí en el Huila en ese plan de renovación.

Y hemos batido todos los records. Ahora el doctor Juan Camilo y el doctor Luis Genaro les darán las cifras, pero nunca habíamos renovado tanto. Pero eso también ha significado que la renovación, más el mal clima, las lluvias que afectaros la florescencia, han hecho que la producción se mantenga alrededor de los 8 millones, 7.8 (millones), cuando tenemos un potencial de cerca de 12 millones de sacos.

Afortunadamente esto ha coincidido con precios altos. El año pasado tuvimos los ingresos más altos en la historia por los precios altos, pero lo que tenemos que hacer hacia el futuro es que esa renovación comience a aumentar la producción.

Uno nunca queda contento. Tuvimos los ingresos más altos en la historia pero entonces uno dice: ¿Qué tal si hubiéramos producido 12 millones de sacos? Los ingresos hubieran sido mucho mayores, por supuesto.

Pero eso es lo que queremos: producir más porque entre más se produce más empleo se produce, entre otras cosas, y mantener la calidad, mantener esa prosperidad en las zonas cafeteras.

Y por eso, dentro del plan ese de prosperidad cafetera pues está el plan de renovación, y hay otros planes –otros planes que el doctor Juan Camilo ahora va a anunciar- que hemos venido poniendo en marcha y que estamos poniendo en marcha, pensando en el bienestar del cafetero.

Está el plan, por ejemplo, de una tarjeta cafetera que va a expedir el Banco Agrario, que está expidiendo. Una especie de tarjeta de crédito no para que vayan a jugar billar y a tomar cerveza sino para que puedan comprar los insumos, los insumos cafeteros y solamente lo pagan –que ahí está la bondad de eso- solamente lo pagan cuando venga la cosecha.

Entonces no es como una tarjeta de crédito normal que usted tiene que pagar todos los meses. No, usted va con su tarjeta, compra su insumo, compra el material y lo tiene que pagar es cuando recibe la plata después de haber vendido su cosecha.

Eso es una especie de financiación muy práctica con una tarjeta que está expidiendo el Banco Agrario.

Otra línea de crédito muy importante: a los jóvenes para que compren tierra y para que siembren más café.

¿Y por qué es tan importante?

Porque nosotros somos un país con una estructura cafetera de pequeños productores, un promedio de 1.6 hectáreas por familia.

Pues en la medida en que van creciendo las familias no hay espacio para tanta gente y por eso se están quedando las personas de más edad en los cafetales y los jóvenes se están yendo para las ciudades.

Queremos que los jóvenes sigan siendo cafeteros porque si todos los campesinos fueran un próspero Juan Valdez, nuestro campo sería un polo de desarrollo y de crecimiento en lugar de un reducto de pobreza y de violencia. Por eso queremos que los cafeteros se queden produciendo su café, y este crédito que van a entregarles a los jóvenes es para que los jóvenes sigan manteniendo la tradición y sigan produciendo café.

Me contaba el doctor Juan Camilo una cifra ahora que veníamos en el avión: que el promedio de edad de los cafeteros en Vietnam –que ya nos pasó a nosotros como productores de café, ya es el segundo productor de café del mundo- es de 30 años, más o menos.

En Colombia es superior a 50 (años) el promedio de edad del cafetero. Por eso tenemos que estimular a que los jóvenes se mantengan en el café.

Otro programa que es muy importante, muy importante y en eso estamos empeñados el Gobierno no solamente con los cafeteros sino con toda la economía: el programa de formalización.

¿Cuántos cafeteros no tienen título sobre su tierra y por consiguiente no son sujetos de crédito?

Tenemos que formalizarlos, y como la Federación está tan bien organizada y tiene los datos de quiénes son esos cafeteros, pues vamos a hacer un gran esfuerzo para que este sea el primer gremio totalmente formalizado. Ese esfuerzo es muy importante.

Imagínense ustedes lo que significa para una familia tener el título de propiedad de su tierra cuando no la tenía. Eso cambia la vida, cambia la forma como operan, cambia el procedimiento y su relacionamiento con la propia Federación, con el resto del país, con las instituciones. Es muy importante.

Y por último, algo que yo hacía mucho tiempo estaba soñando con poder por lo menos dar un paso en esa dirección, porque el tiempo que llevo trabajando con el café pues lo veía en muchos de los municipios cafeteros; cafeteros que por alguna razón perdieron su cosecha o perdieron su tierra o cafeteros que ya fueron desplazados por sus propias familias, sin ninguna seguridad social, ninguna.

Por eso vamos a establecer con el Ministerio de Trabajo un sistema de seguridad social para los cafeteros, que puedan contribuir al sistema por periodos, porque el cafetero puede estar trabajando durante un tiempo y puede no estar trabajando durante otro, pero que cuando llegue a cierta edad tenga un mínimo de seguridad social. Eso también lo estamos poniendo en marcha y es una cosa muy importante.

Pero no me quiero extender más, me he extendido demasiado y quiero entonces entrar en materia.

Doctor Juan Camilo, doctor Luis Genaro, señora Gobernadora, señor Alcalde, señor ministro, a todos ustedes muchas gracias y muchas gracias por esta acogida y muchas gracias por el tiempo con el que nos han recibido porque me dijeron que ayer no hizo más sino llover, entonces mire que la Gobernadora nos trae buena estrella.

Muchas gracias”.