Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Presidencia de la República de Colombia
CO Colombia
​Sistema Informativo del Gobierno
SIG
Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al concluir sesión del Consejo de Ministros en Toribío, Cauca

Toribío, Cauca, 11 jul (SIG). “Buenas tardes a todos. Quiero comenzar agradeciéndoles a todos la forma tan generosa como nos han recibido.

Agradecerle al Alcalde, al Gobernador, a los señores senadores, a los señores representantes, a los diferentes dirigentes que han hecho presencia aquí y, sobre todo, a todos ustedes. Muchas gracias por su presencia, muchas gracias por su apoyo y muchas gracias por su bienvenida.

Aquí han dicho que están cansados de la guerra, de 48 años de guerra, y tienen toda la razón. No solamente ustedes. Yo estoy cansado de la guerra y 46 millones de colombianos están cansados de la guerra. Por eso el Gobierno está con toda la contundencia y decisión de acabar con esta guerra, por las buenas o por las malas.

Hemos venido aquí a Toribío, que sabemos que ha tenido dificultades, para hacer acto de presencia, para expresarles nuestra solidaridad, para decirles que el Gobierno no los ha olvidado y no los olvidará.

Aquí hemos tenido una sesión del Gabinete, como la hemos tenido en otras regiones del país. Lo hicimos en el Catatumbo, lo hicimos en el Chocó, lo hicimos en San Vicente del Caguán. Y hemos venido hoy a Toribío a reunir a todos los ministros y a discutir los proyectos que tenemos para el Cauca y para Toribío.

Esto no es algo esporádico. No es algo que se haya realizado de la noche a la mañana. Es algo que veníamos planeando desde hace rato. Y decidimos que este era el momento de venir a hacer la reunión del Gabinete aquí en Toribío.

Quiero decirles, antes de informarles sobre lo que se discutió en el Gabinete, que aquí hay una serie de solicitudes de las comunidades indígenas para desmilitarizar el Cauca o ciertas regiones. Nosotros también estamos cansados de la guerra, pero por ningún motivo podemos desmilitarizar un solo centímetro de nuestro territorio.

La Fuerza Pública, nuestro Ejército, lo que hace es defender a los colombianos en todo el territorio, y a todos los colombianos. La población indígena pertenece a esos colombianos que nuestra Fuerza Pública tiene la obligación de defender, que yo tengo la obligación de defender.

Nuestros soldados, nuestros marinos, nuestros aviadores, nuestros policías, todos los días arriesgan sus vidas para defender la seguridad de todos los colombianos. En eso están hace mucho tiempo.

Sabemos que esta es una zona difícil. Pero por eso hemos concentrado nuestros esfuerzos en las zonas difíciles. Aquí al Cauca hemos enviado mucho más personal. Más de 2 mil hombres han llegado en las últimas semanas, y llegarán más, para asegurar que todos los caucanos puedan vivir en paz.

Sabemos que hay muchas dificultades, pero nuestra Fuerza Pública, el Gobierno y el Estado las están enfrentando, y no vamos a disminuir la guardia un solo minuto.

¿Por qué están los de la guerrilla, por qué las Farc están atacando a la población civil? ¿Por qué están enviando esos explosivos que afectan a la población civil? Porque los estamos sacando de sus madrigueras, porque les estamos conteniendo sus corredores de movilidad, para que la droga no siga fluyendo.

¿Por qué están haciendo terrorismo? Porque quieren decir que todavía están vivos, a pesar de que están cada vez más debilitados. Esos actos de terrorismo no son actos de fuerza. El terrorismo lo que demuestra es debilidad.

La Fuerza Pública seguirá perseverando. Esa es la orden. Seguirá perseverando aquí en el Cauca y en todas las regiones del país, hasta que la guerrilla se dé cuenta de que por los actos violentos nunca va a lograr absolutamente nada.

Por eso el 98 por ciento de los colombianos rechaza a la guerrilla. Porque cada vez están afectando más a la población civil, porque llevamos demasiado tiempo con esa violencia que afecta más que todo es a la población civil. Y afecta también a las comunidades indígenas. Y nuestra obligación es defender a las comunidades indígenas y defender a todos los colombianos.

Aquí hemos llegado con presencia militar. En estos últimos tiempos, como les decía, se ha fortalecido la presencia militar y se seguirá fortaleciendo. Pero también hemos querido llegar con inversión social. Porque sabemos de las necesidades crecientes en materia social de las comunidades indígenas y de todos los caucanos y de todos los colombianos. Eso fue lo que discutimos en el Consejo de Ministros.

Vamos a hacer un plan, que ya viene elaborándose, se ha llamado el Plan Cauca, para invertir recursos cercanos al medio billón de pesos en obras que tienen que ver con acueducto, con alcantarillado, con proyectos productivos, con vías, salud, Familias en Acción. Todo un desarrollo social, para que este departamento, que ha sido tan golpeado por la violencia y que tiene tantas necesidades, pueda progresar, pueda tener un mejor futuro.

Ese Plan lo vamos a vigilar. Quedamos con los señores parlamentarios de crear un grupo para que se vaya ejecutando, semana tras semana, y vigilar la correcta ejecución y el cumplimiento de los objetivos.

El Plan se va a formalizar en un documento Conpes, que es un documento de todo el Gobierno, que garantiza la financiación, la plata, para poder pagar esos proyectos. Y en su debido momento, la lista de proyectos se va a hacer pública. Pero son proyectos de gran importancia.

Proyectos que tienen que ver, por ejemplo, con acueductos en muchos municipios; proyectos que tienen que ver con proyectos productivos, como la explotación de los peces para poder exportar, crear mano de obra; proyectos que tienen que ver con la renovación del café; proyectos que tienen que ver con hospitales, con educación, con el bienestar de todos los caucanos.

También discutimos con el Alcalde las necesidades de Toribío. Y les voy a dar un ejemplo del tipo de proyectos que se van a aprobar en todo el Cauca, pero les voy a comentar los proyectos que se aprobaron para Toribío.

El Alcalde mencionó que había un proyecto para el acueducto, para el alcantarillado y unas plantas de agua potable, esos tres proyectos fueron aprobados.

Un proyecto para terminar el colegio, con seis aulas y dos baterías sanitarias y la reparación de dos colegios que fueron afectados por la ola invernal, eso se aprobó y se va a ejecutar.

Un proyecto para reparar las viviendas que han sido afectadas por la violencia, por los actos terroristas, 167 viviendas, ese proyecto fue aprobado.

Nos solicitó el Alcalde que regresara el Banco Agrario, esa solicitud fue aprobada. El Ministro de Agricultura, aquí presente, habló directamente con el Presidente del Banco Agrario. El Banco Agrario retornará a Toribío.

Y no solamente eso, sino que nos han solicitado que se les den los mismos créditos a los que están solicitando créditos para hacer sus pequeños negocios dentro del casco urbano de Toribío, que les den las mismas condiciones que están recibiendo los créditos rurales. Se aprobó también esa solicitud, para que el crédito sea menos costoso.

Se está apoyando el proyecto piscícola. La Dirección de Prosperidad Social viene apoyando, y queremos apoyar, otra serie de proyectos productivos que nos mencionó el Alcalde: la explotación y la industrialización del mármol, entre otros varios proyectos que nos mencionó el Alcalde, los queremos apoyar.

También sabemos que este es un municipio cafetero. Aquí hay cerca de 2 mil familias que dependen del café. Sabemos que fueron muy afectadas por el invierno: el agua exacerbó la roya y la producción se disminuyó. Hay que renovar esos cafetales.

Con la Federación de Cafeteros, les hemos dado los recursos a la Federación de Cafeteros, para que esa renovación se haga completa en el municipio. Y se pueda hacer de forma tal que puedan sembrar café y sembrar otro producto alternativo en el medio, para que tengan unos ingresos permanentes. Por ejemplo, puede ser el maíz o el plátano o cualquier otro producto que permita estabilizar los ingresos mientras el cafetal renovado da su producción.

Nos pidió el Alcalde que ha venido solicitando dos ambulancias. Las dos ambulancias llegaran a Toribío. Y también la adecuación del hospital.

Esto es bien importante: aquí hay un programa que muchos de ustedes conocen, que se llama Familias en Acción. Un programa que tengo el gran honor de haber creado cuando fui Ministro de Hacienda, que el Presidente Uribe lo fortaleció, y que nosotros no solamente lo fortalecimos sino, que gracias al Congreso de la República, se convirtió en una política de Estado.

Lo que prometí en la campaña de fortalecer el programa de Familias en Acción lo estamos cumpliendo. Aquí en Toribío, solamente, vamos a aumentar el número de familias beneficiadas por el programa Familias en Acción en 1.500. Va a aumentar en 1.500 familias más beneficiadas con Familias en Acción.

El Cauca va a ser tal vez el departamento donde más aumento va a haber en materia de Familias en Acción: 58 por ciento va aumentar el número de familias beneficiadas con ese programa social que ha tenido tanta importancia.

Eso dentro de las políticas. No solamente adultos mayores sino que dentro de pocos días vamos a dar a conocer otro programa que está vinculado a Familias en Acción, que se llama Jóvenes en Acción. Fortalecemos los adultos mayores y los Jóvenes en Acción, para darles más oportunidades a los jóvenes.

También hay un proyecto que se va a hacer en el próximo semestre, que ya está marchando, pero que ustedes van a ver el resultado: 106 viviendas rurales que van a ser o mejoradas o construidas. Ya está en marcha. Aquí en Toribio solamente. O sea, creo que en esta visita a Toribío les dejamos un buen legado.

Me han pedido también que terminemos la plaza de mercado, la galería: la vamos a terminar. Eso vale 600.

Y ojo, para los niños, el polideportivo también se va construir. Pero con una condición: que cuando tengan un buen equipo de fútbol, vayan a jugar a Popayán y les ganen a los popayanejos. Como hoy va a ganar Santafé, con mucha pena por el Pasto.

Yo les digo: la Fuerza Pública, nuestro Ejército, está aquí es para protegerlos a ustedes. Aquí está y aquí se va a quedar. El Ejército no se va a ir de ninguna parte. Apoyen a nuestros soldados y a nuestros policías, que lo único que hacen es arriesgar sus vidas para que ustedes tengan tranquilidad. Esa es su misión. Esas son sus órdenes.

Las vías: también tenemos toda una proyección, todo un plan de mejoramiento de vías, y vías muy importantes, en todo el Cauca y también aquí en el norte de Cauca, que después los vamos a hacer conocer.

Pero quiero reiterarles: la Fuerza Pública está para protegerlos a ustedes, la Fuerza Pública se va a quedar, aquí no puede haber ningún despeje, no va a haber ningún despeje.

A las Farc, decirles: ustedes, por favor, desmovilícense. Muchos de sus compañeros se han desmovilizado y hoy están viviendo como ciudadanos comunes y corrientes, no expuestos a que acaben en un tumba o en una cárcel.

La violencia no conduce a ninguna parte. Aquí tenemos la puerta abierta para que se desmovilicen y los invito a que se desmovilicen. Porque la orden también de la Fuerza Pública es seguir perseverando, como lo han venido haciendo en estos últimos meses y en estos últimos años.

La Fuerza Pública se ha metido a las madrigueras, se ha ido por primera vez a las puntas de las montañas, allá fuimos y sacamos a ‘Alfonso Cano’, y cayó ‘Alfonso Cano’. Fuimos y sacamos al ‘Mono Jojoy’, y cayó el ‘Mono Jojoy’. Y van a ir cayendo uno por uno, tarde o temprano, uno por uno.

La Fuerza Pública va a perseverar y va a seguir perseverando. Esa es la orden. ¿Para proteger a quién? A los colombianos. Para darles paz a los colombianos. Y lo he dicho muchas veces: por las buenas o por las malas, vamos a conseguir esa paz.

Mientras tanto les pido a ustedes que apoyen a la Fuerza Pública y que rechacen la violencia. No más guerra, estoy de acuerdo. Todos estamos cansados de la guerra. Pero mientras los violentos quieran imponer el terrorismo, los vamos a combatir con todo lo que tenemos, y es mucho, como lo hemos venido demostrando.

Nuestros soldados son unos héroes, unos valientes que arriesgan su vida todos los días, por ustedes, por nosotros, por Colombia. Merecen todo el apoyo. Y por eso les agradezco mucho que me hayan recibido en la forma como recibieron, con calidez, con generosidad.

Tengan ustedes la certeza de que este servidor de ustedes, porque yo soy un servidor público al servicio de ustedes, no descansará hasta que ustedes tengan tranquilidad, como se la merecen.

Llevan demasiado tiempo expuestos a esa violencia insensata. Y por eso tenemos que insistir, todo el Gobierno, todo el Estado, en darles a ustedes y a todos los colombianos la máxima seguridad. Muchas gracias”.