Este es el sitio de la Presidencia 2010 - 2014 - última actualización 7 de agosto de 2014
Omitir vínculos de navegación
2011
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
NOTICIAS
2014
2013
2012
2011
2010
SALA DE PRENSA
NOTICIAS
FOTOS
AUDIOS
VIDEOS
DISCURSOS
D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
 
Sistema Informativo del Gobierno
SIG
Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el Acuerdo para la Prosperidad número 34

Cali, 28 may (SIG). “Yo quisiera iniciar este Acuerdo para la Prosperidad con una noticia muy importante que nos trajo el doctor (Ricardo) Lozano (Director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia).

El Ideam ya oficialmente ha manifestado que la temperatura del Pacífico Tropical, las aguas del Pacífico Tropical se normalizaron

¿Eso qué quiere decir?

Que el Fenómeno de ‘La Niña’ se acabó.

El Fenómeno de ‘La Niña’ y ‘El Niño’ se producen por el cambio de temperaturas en el Pacífico Tropical. O bien se ponen por debajo de lo normal o por encima, y eso genera un fenómeno que se denomina –dependiendo de si sube o si baja- ‘El Niño’ o ‘La Niña’.

¿La Niña en qué consistía?

Al aumentar la temperatura, la humedad se recoge con más intensidad. Ese es el fenómeno climatológico que produce que la humedad se concentre con más intensidad, entonces cuando llueve, llueve con mucha más fuerza porque hay más humedad concentrada.

De eso se trata el Fenómeno de ‘La Niña’, que llevamos padeciendo un año y con una fuerza sin precedentes en la historia, porque este Fenómeno de ‘La Niña’, de acuerdo a todas las autoridades internacionales, ha sido el más fuerte de la historia.

Esa es la noticia buena.

¿Cuál es la noticia no tan buena?

Que de todas formas hay una secuela, que va a seguir lloviendo en las próximas semanas en algunas regiones del país y que esa lluvia, como ha llovido tanto, va a seguir produciendo deslizamientos, avalanchas, estragos.

Por eso no podemos bajar la guardia.

Por eso tenemos que continuar con el ojo avizor, alertas a cualquier fenómeno que pueda producir un daño, sobre todo en las vidas humanas.

De manera que celebramos enormemente esta noticia que nos trae el Ideam, que ‘La Niña’ se acabó, pero insistimos que de todas formas las lluvias van a continuar las próximas semanas, y que como hay un nivel feátrico, las montañas están llenas de agua, hay regiones inundadas, cualquier gota adicional pues va a producir más estragos.

O sea que la parte de los daños y el dolor que ha producido ‘La Niña’ no termina con este anuncio, y por eso nosotros tenemos que estar –todos- muy coordinados para evitar los estragos.

Ahora, un llamado muy perentorio a los señores gobernadores, no solamente los cuatro del Pacífico aquí presentes, sino a todos los gobernadores, a todos los alcaldes y a todas las comunidades.

Se va a volver –en cierta forma- a regularizar las lluvias y el clima en el país, se va a normalizar, pero como sufrimos tanto, cualquier lluvia por ejemplo a partir de septiembre de este año, de todas formas va a llover sobre una situación que ha generado mucho daño, sobre un nivel freático todavía alto porque eso demora mucho tiempo en normalizarse.

Por eso quiero hacer un llamado a aprovechar –si lo que el Ideam nos dice y las autoridades meteorológicas internacionales nos confirman, que el Fenómeno de ‘La Niña’ ya terminó- aprovechar los meses de verano para hacer las obras de reconstrucción más importantes, para que cuando venga la lluvia normal el efecto lo podamos controlar sin ningún problema.

Entonces ese es el llamado que yo les hago: prioricemos las obras, en eso Colombia Humanitaria está muy pendiente de ir desembolsando y autorizando las partidas para las obras.

Aceleremos la ejecución de las obras. Para mí ejecución es cuando comienzan las comunidades a ver si realmente se está construyendo este jarillón o esta carretera se está reparando. Eso es para mí es ejecución, y eso es lo que hay que acelerar.

Muy bien, ya con esta noticia quiero hacer referencia, como usualmente lo hacemos, a la semana que termina.

Comenzamos el lunes con un importante foro del Congreso de la República, un foro académico sobre legislación en materia de desmovilización, de reintegración, de justicia transicional.

Esto es una discusión bien importante porque nosotros somos un país que hemos sido señalados como ejemplo del mundo en materia de aplicar los principios de justicia, verdad y reparación en medio todavía de un conflicto, y la legislación que el Congreso de la República tiene que hacer en este proceso, no solamente para lo que ha sucedido, sino para lo que pueda venir hacia el futuro, es bien importante.

Restitución de tierras

Esa misma mañana nos trasladamos a San Vicente de Chucurí, donde estuvimos con el señor veedor para entregar unos títulos a unos campesinos, 80 títulos entregamos allá de 700 que se van a entregar en la región del Catatumbo, títulos de de propiedad a unos campesinos en ese empeño que tiene el Gobierno en formalizar el campo, de entregarle a los campesinos sus títulos de propiedad para que sean sujetos de crédito, para que puedan emprender proyectos asociativos con grandes empresarios o ellos por su lado.

Ese es uno de los grandes objetivos que tenemos, donde vamos a enfocar nuestra energía.

Con el señor Director del Incoder, Juan Manuel Ospina, ya se han entregado en el plan de choque más de 300 mil títulos. Eso era más o menos lo que estaba previsto: 320 mil títulos en el plan de choque hasta ahora hasta mayo.

Se cumplió el plan de choque. Vamos a entregar 500 mil títulos de aquí al final de años.

Y la ley que aprobó el Congreso, que espero –doctor Germán (Vargas Lleras, Ministro del Interior y de Justicia)- que la conciliación se apruebe la semana entrante, para poder sancionar esa ley en presencia del señor Secretario General de Naciones Unidas (Ban Ki-moon), que nos va a honrar con su presencia, esa ley nos va a permitir acelerar el proceso de entregarles los títulos a los campesinos, a las comunidades afrocolombianas, a las comunidades indígenas, para que la propiedad se formalice, que es un aspecto muy importe como base del desarrollo de todo el campo que queremos convertirlo, en lugar de una concentración de pobreza y violencia, más bien en una fuente de convivencia y prosperidad.

Ley del deporte

Se presentó el martes, lo presentamos con el doctor Clopatofsky (Jairo, Director de Coldeportes) aquí presente, la Ley del Deporte.

La Ley del Deporte es un paso bien importante, no solamente para fortalecer nuestro futbol.

Cuando yo veía los informes sobre la preparación de la final de la Copa de Europa, la que se va a jugar hoy entre el Manchester y el Barcelona, lo que eso le representa a Londres, lo que le representa a los equipos, lo que representa a toda esa organización, beneficios por todos lados, yo decía: qué importante es poder organizar nuestro futbol para que sea un fútbol prospero, no macartizado y satanizado como un futbol que es receptor de dineros ilegales, sino un fútbol donde se recoja a todas estas hinchadas y se vuelva un factor de unión nacional.

El deporte lo que hace es eso, es unir el país en torno a sus selecciones, en torno a sus estrellas, y eso es lo que queremos hacer con el deporte aquí en Colombia.

Las comunidades afrocolombianas tienen ahí un papel muy importante, porque ustedes son los mejores deportistas que hay en mundo, eso lo han demostrado en todas las formas, y por eso yo quiero resaltar la Ley del Deporte.

Ahí vamos también a hacer una serie de iniciativas, vamos a poner en marcha una serie de iniciativas para que en los barrios de las diferentes localidades, en las diferentes ciudades comiencen a fomentar el deporte entre los muchachos, las competencias deportivas.

Ayer en el Consejo de Seguridad que hicimos se mencionó ese tema: Por qué no hacemos una inyección masiva de recursos para que los muchachos puedan tener competencias deportivas de toda índole, y ponerlos a hacer deporte que, entre otras cosas, tiene un efecto muy importante en la salud de los colombianos.

Miren lo increíble.

Nosotros, que somos unos de los países más desiguales, con el 45 por ciento –y es una cifra vergonzosa que nos vamos a dedicar a corregir- 45 por ciento de la gente en la pobreza y el 16 por ciento en la pobreza extrema, sin embargo ya estamos teniendo problemas sobre todo en los estratos más bajos, de obesidad.

Eso quiere decir que estamos comiendo mal y no estamos haciendo deporte. Eso genera unos costos para la salud enormes, para la eficiencia, inclusive para la convivencia.

Entonces el deporte es algo que vamos a estimular muchísimo desde la base, desde las comunas, que las comunas en lugar de tener esas padillas, que se dan bala para que ver quien controla el negocio del microtráfico, que más bien compitan a ver quien mete más goles en una cancha de fútbol. Eso es lo que queremos.

El Congreso aprobó la Ley de Víctimas y la Ley de Tierras que es algo muy importante. Eso sucedió esta semana.

El jueves vinieron varios inversionistas extranjeros a decir cómo quieren invertir más en Colombia. Llegaron dos inversionistas y que entre los dos iban a invertir 500 millones de dólares, solamente entre dos inversionistas.

Acuerdo tripartito con sindicatos y gremios

A renglón seguido me fui a firmar algo muy importe: un acuerdo tripartito, los empresarios, los empleadores, los trabajadores y el Gobierno. Ese acuerdo ya está siendo protocolizado, por lo menos puesto sobre la mesa en la reunión de la OIT que se está celebrando en este momento. Y es un acuerdo muy importante porque es una demostración más de algo que tiene que ver con este Acuerdo para Prosperidad.

Nosotros queremos promover el diálogo social, porque a través del diálogo social llegamos a consensos, llegamos a decisiones que van a ser mucho más benéficas para el desarrollo social de esta país; con los sindicatos, con la CGT, con los pensionados.

Yo espero que los otros dos sindicatos, la CUT y la CTC se unan, porque esto lo único que hacen es abrirle las puestas al diálogo, y así lo reconoció el Presidente la CUT, Tarcisio Mora.

Eso realmente es un paso muy importante donde nos podemos poner de acuerdo o no, no importa; muchas veces es posible que no nos pongamos de acuerdo, pero el sólo hecho de tener instancias de diálogo es algo muy importante para una democracia, muy importante para una sociedad.

Y por eso me gusto mucho lo que dijo Julio Roberto Gómez, el Presidente de esa gran central obrera que es la CGT, que este acuerdo era el acuerdo más ambicioso, más avanzado que ha firmado cualquier sindicato en este país en los últimos 50 años.

Eso me complace muchísimo porque es el espíritu con el cual nosotros queremos gobernar, un espíritu conciliador sin perder nunca de vista quién es la autoridad y la institucionalidad. Pero el diálogo para nosotros es importante, porque lo que se dialoga, lo que se discute, generalmente la decisión final es una mejor decisión.

Madres comunitarias

Ayer estuvimos aquí –como les decía al principio- en este mismo sitio en un evento con las madres comunitarias, dándoles las gracias por esa labor que hacen tan importante para la sociedad, de ir educando a nuestros niños en su primera infancia, que es tal vez el momento más crucial para cualquier persona.

Un niño que es bien tratado entre el momento en que nace y los seis años, que es bien alimentado, es un niño que aprende a aprender y un niño que después va a ser un ciudadano responsable, un ciudadano tolerante, y que si se genera en un ambiente de amor, pues no va a ser un ciudadano violento.

Por eso es tan importante esa fase del crecimiento de nuestros niños y de nuestra juventud.

Por eso es tan importante la labor de las madres comunitarias.

Competitividad de la Costa Pacífica

Luego tuvimos una reunión muy constructiva con todo el Consejo Regional de Competitividad, los empresarios y diferentes voceros de diferentes organizaciones, y lo que hicimos fue un barrido del potencial tan grande que tiene esta región Pacífica ahora con los tratados de libre comercio, con el acercamiento real que estamos haciendo con los países asiáticos, con lo que hicimos hace unas semanas para integrarnos más los países suramericanos, latinoamericanos –porque México también está con costa en el Pacífico- para jugar unidos en el escenario del Asia Pacífico, con el posible ingreso, que es otra de nuestra metas.

Ya logramos ingresar –y espero que se desembotelle y esté todo aprobado- al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos; ya lo de Canadá se va a poner el marcha en una par de meses; yo hablé con el Primer Ministro canadiense hace un par de semanas y nos comprometimos a poner en marcha ese acuerdo; con Suiza ya se está poniendo en marcha.

Todo eso va a dar una oportunidad de oro para la región Pacífica.

Pero lo que más quiero resaltar es que internamente la Ley de Regalías, la reforma a las regalías, reforma constitucional a las regalías, más los recursos de Colombia Humanitaria, más el Fondo de Compensación que se está creando en la reforma a las regalías, más el presupuesto normal que reciben estas regiones, si se ponen de acuerdo desde ya, si identifican las obras, los proyectos, los estructuran bien, el Pacífico va a tener un salto cualitativo en su desarrollo como nunca en su historia había visto.

Por eso está en sus manos, señores gobernadores, señores alcaldes, porque lo importante es que salga de abajo para arriba con todo el concurso del Gobierno Nacional, y nosotros ayudaremos a estructurar los proyectos, los señores senadores, los señores representantes, hay que hacer un trabajo de equipo, pero nuevamente: lo importante es prepararnos bien, para que cuando vengan esos recursos se inviertan bien, porque lo que ha sucedido generalmente es que llegan recursos, nadie ha planeado, nadie ha pensado, comienzan a distribuirlos sin ninguna organización y esos recursos se pierden, se los roban o quedan mal invertidos.

Por eso es tan importante, con esa cantidad de recursos que van a llegar –solamente por la reforma a las regalías, solamente por eso, le va a llegar a la región Pacífica 1.3 o 1.4 billones de pesos adicionales al año. Eso es mucha plata. Gastémosla bien, invirtámosla bien, que aquí hay un gran potencial por todas las circunstancias que rodean a esta región Pacífico.

El Fondo de Compensación para compensar las regiones que han estado más atrasadas. El Pacífico es de las regiones más atrasadas del país. Ahí también va haber recursos importantes y una inversión social bien enfocada, bien focalizada, va a ser también motivo de mucha prosperidad.

Medidas de seguridad para Cali

Y luego tuvimos un larguísimo consejo de seguridad. Nos reunimos al principio con voceros de las diferentes comunas, empresarios, representantes políticos, escuchando cual era la percepción, cuales eran los problemas y cuales eran las soluciones.

Para resumirles, ahí lo que establecimos y decidimos fue que aquí en Cali hay problema –sin duda alguna- de seguridad. La única ciudad donde realmente ha crecido en una forma importante el homicidio, mientras en el resto del país ha venido descendiendo.

La última cifra, a 24 de mayo, son 747 personas que han muerto en forma violenta hasta el 24 de mayo, son 34 más que el año anterior. La tendencia a nivel nacional ha bajado 11 por ciento. Entonces aquí hay problema. No me voy a detener en las causas de lo que analizamos.

Lo único que quiero reitérales es que decidimos que aquí se viene el señor general (Óscar) Naranjo (Director de la Policía Nacional) a hacer una intervención en la ciudad de Cali en materia de seguridad. Se vienen con 700 policías adicionales y vamos a hacer una intervención directa.

Y eso va a venir acompañado de algo muy importante: desde ya hace muchos meses, cuando creamos la Alta Consejería para la Convivencia y Seguridad Ciudadana, que pusimos a un muy distinguido caleño, el doctor Francisco José Lloreda al frente de esa Alta Consejería, él ha venido elaborando todo un programa de seguridad ciudadana que tiene muchos elementos, que tiene que ver desde las madres comunitarias hasta el acceso a las universidades y a la educación superior de los muchachos que hoy están dedicados al crimen, que tiene que ver con el deporte, que tiene que ver con todo un enfoque integral.

Lo ha venido enriqueciendo, ha venido estudiando las experiencias internacionales que han sido exitosas, las que no han sido tan exitosas, porque este problema lo tienen en todas partes.

Y ha llegado a un plan bastante completo, y entonces vamos a utilizar a Cali como plan piloto, vamos a lanzar ese plan aquí, a ponerlo en marcha aquí como plan piloto para ver si lo podemos rápidamente extender al resto del país.

Entonces van a venir el general Naranjo a hacer una intervención directa, física, en materia de seguridad, y viene el Alto Consejero a despachar desde aquí, a poner en marcha el Plan Integral de Seguridad.

Yo creo que eso es algo muy importante, señor Alcalde (de Cali, Jorge Ospina) señor Gobernador (del Valle del Cauca, Francisco Lourido) y queridos caleños, porque lo que sí les quiero decir es que no nos vamos a dejar amedrentar de los violentos, aquí Cali ha sufrido demasiado la violencia para que el Gobierno Nacional no esté aquí listo a defenderlos.

Lucha contra la corrupción

Y hay otra forma de hacer violencia. Yo he dicho que hay algo que es tan nocivo como el propio terrorismo, que es la corrupción.

Y ahí también estamos haciendo una intervención más silenciosa aquí en el Valle del Cauca, con la Fiscalía, con la Procuraduría, con la Contraloría. Hemos avanzado mucho, y señor Gobernador, pronto vamos a dar unos resultados y aquí va a haber gente que se va a ir a la cárcel por corruptos.

Este es otro flagelo donde no vamos a bajar la guardia por ningún motivo, porque así como vamos a extirpar la violencia terrorista, vamos también a extirpar ese cáncer de la corrupción y en eso no va a descansar un solo minuto.

Igualdad y prosperidad

Vamos entonces al tema que nos convoca el día de hoy.

La prosperidad es mi sueño, para todos; no una prosperidad para algunos, que estos buenos momentos que estamos viviendo, que estas grandes inversiones que ya nos están ubicando en el mundo como el país estrella, que eso no se quede en unas pocas manos, que eso lo aprovechemos todos los colombianos.

Por eso el Plan de Desarrollo tiene como consigna Prosperidad para Todos; que podamos cerrar las brechas, las brechas de desigualdad; la desigualdad en Colombia es aberrante, es vergonzante, nos debe dar vergüenza presentarnos ante el mundo con esos índices de desigualdad, uno de los países más desiguales del mundo entero y eso estamos empeñados en corregirlo.

No se puede hacer de la noche a la mañana, pero se pueden iniciar unos procesos importantes.

Dentro de ese plan de Prosperidad para Todos estamos focalizando acciones concretas, acciones con las poblaciones más vulnerables, con las poblaciones que más han sufrido.

Por eso la Ley de Víctimas quiere reparar a las víctimas de la violencia; por eso la Ley de Tierras quiere reparar a los campesinos que fueron desplazados por la violencia de sus tierras; por eso el Plan Unidos, para focalizar la acción del Estado en la pobreza extrema y sacar a 350 mil familias, por lo menos, de la pobreza extrema.

Y una de las poblaciones vulnerables, con las cuales queremos tener la mejor interlocución y poder desarrollar programas que realmente tengan un efecto positivo, es la población afrodescendiente.

Por eso este Acuerdo el día de hoy, en donde lo que queremos es identificar bien los programas que iremos mejorando cada vez más, donde se sienta que las comunidades afrodescendientes sientan que hay un Estado que los escucha, y que de común acuerdo podemos ir encausando la acción del Estado y la acción de ustedes mismos, porque el espíritu paternalista es contraproducente.

Aquí todos tenemos que trabajar, aquí no podemos esperar a que papá Gobierno viene y nos resuelva los problemas. Los vamos a resolver todos juntos, pero hay que contribuir de parte y parte.

Y por eso, por primera vez en un Plan de Desarrollo hay un capítulo dedicado exclusivamente a la comunidad afrodescendiente.

Hemos tenido –me corrige el Viceministro (Aurelio Iragorri) o el Ministro (Germán Vargas)- más de 80 reuniones, el Gobierno ha tenido más de 80 reuniones. Queremos seguir esa interlocución y queremos seguir mejorando toda esta política que estamos poniendo en marcha y que hoy vamos a escuchar diferentes aspectos de esa política.

Eso también para nosotros es muy importante.

Yo sé –y quiero decirles con toda la franqueza- yo sé que hay diferencias dentro de las comunidades afrodescendientes: diferencias en cuanto a querer ser los interlocutores, diferencias en cuanto a recibir o ser los responsables de canalizar ciertos recursos.

En eso yo les enviaría un mensaje muy claro: la institucionalidad es muy importante. Una democracia funciona si respeta su institucionalidad. Si no respeta la institucionalidad, la democracia pierde vigor, pierde efectividad.

Y aquí hay una institucionalidad que está establecida.

Ahora, para que esa institucionalidad funcione mejor se requiere también diálogo entre quienes se sienten representados y los que no se sienten representados por esa institucionalidad.

Mi mensaje es: nosotros, el Gobierno, que de pronto hemos podido dar señales, digamos señales equívocas en cuanto a quién tiene la interlocución, o mensajes que son interpretados de diferentes formas, vamos a unificar nuestro mensaje.

Pero también yo les pediría a las comunidades afrodescendientes que establezcan unas mesas entre ustedes, para también poder tener una interlocución más constructiva con el Gobierno.

Esa es la forma como creo que podemos avanzar para bien de todos.

Es mucho lo que podemos hacer.

Si nos enfrascamos, si ustedes se enfrascan en peleas pequeñas en cuanto a representatividad, interlocución, no podemos avanzar en lo importante, en lo grande.

Por eso mi llamado muy de corazón es que nos pongamos todos de acuerdo y verán cómo todos podemos salir ganando en este ejercicio que hoy vamos a hacer y que vamos a continuar en las semanas y meses venideros.

De manera que sin más preámbulos, yo le daría la palabra al señor Gobernador, agradeciéndoles de nuevo su presencia en este Acuerdo para la Prosperidad.

Decirles que este Acuerdo para mí es muy importante, y haremos seguimiento muy preciso de las conclusiones y los acuerdos a que aquí lleguemos”.

 
Presidencia de la República de Colombia

Evaluación del Gobierno

Contratación

Servicios al Ciudadano

Páginas Web Presidencia

Nuestra Entidad

  • gobierno en linea
  • PUC
  • Casa de Nariño para Niños
  • presidencia 2002-2006 2006-2010

Casa de Nariño: Carrera 8 No.7-26; Edificio Administrativo: Calle 7 No.6-54. Bogotá, Colombia - Conmutador (57 1) 562 9300
Horario de atención: lunes a viernes, 8:00 a.m. a 5:45 p.m. - Línea de quejas y reclamos: 01 8000 913666 - Última actualización: 28/05/2011 13:59